¿Fintonic es seguro?

Written by | Lifestyle

Ya hemos hablado de que es una aplicación («app», de su acrónimo en inglés) de creación española para móviles y tablets (también tiene su versión web) con lo cual ese concepto ya lo tenemos claro. En definitiva Fintonic no es más que un «agregador» de información financiera personal mediante la cual puedes llevar un exhaustivo control de tus gastos. O sea, digamos que creas una cuenta en Fintonic, das de alta en tu cuenta personal las cuentas corrientes de tus bancos (con todos tus datos de identificación de cada uno de los bancos con los que sueles trabajar, normalmente el NIF y la clave de consulta de movimientos) y, a partir de ahí, la herramienta actualiza diariamente todos los movimientos y te muestra toda esta información de forma agregada. Además te agrupa todos los gastos por las categorías que elijas, te muestra un cuadro de la situación en que se encuentran tus cuentas, tarjetas de crédito, hipotecas, préstamos, cartera de valores, fondos, etc.

Precisamente el tema de la «agrupación» es uno de los fuertes de esta aplicación ya que te permite agrupar gastos como por ejemplo el de la gasolina, o el de la luz si tienes más de una vivienda, por ejemplo. Por otro lado te permite ver en tiempo real el valor de tus carteras de inversión y productos financieros, y esto es especialmente interesante porque en pocas plataformas puedes verlo de forma tan fácil y cómoda. El sistema de alertas es también muy útil, ya que te avisa en todo momento, en tiempo real, de lo que está ocurriendo en tus cuentas (descubiertos, comisiones, recibos duplicados, etc.), algo especialmente útil cuando no tienes tiempo de estar controlando tus cuentas bancarias cada día.

Pero seguramente lo que más convence a los usuarios finales de esta herramienta es que es gratuita, fácil de utilizar y cómoda, permite gestionar de forma muy eficaz todos los movimientos y consultar siempre en tiempo real cualquier dato.

¿Fintonic es segura?

Cuando hablamos de aplicaciones «app» siempre se nos viene a la cabeza el término seguridad, algo que además se agrava cuando hablamos de dinero, banca online y sobre todo de nuestro dinero. Nos ha costado mucho tiempo y esfuerzo convencernos de que todo lo relacionado con el mundo de Internet, lo «online» es seguro si se siguen unos principios básicos de seguridad. Primero fue la banca online, más tarde el ecommerce, las aplicaciones en la «nube» y ahora las aplicaciones para dispositivos móviles. La pregunta es clara y directa, todo es muy bonito y parece muy útil, pero ¿Fintonic es una aplicación segura?

Si te decimos que Fintonic es solamente una aplicación de consulta ¿te quedas más tranquilo? es decir, se trata de una app mediante la cual no puedes hacer transacciones, ni tú ni nadie. Además es una herramienta que trabaja con las mismas herramientas que la banca online, o sea, con los mismos parámetros de seguridad que las entidades bancarias. Es cierto que Fintonic pide las claves de acceso web que utilizas normalmente para acceder a la banca online desde tu ordenador, pero solo son las claves de lectura, no las que utilizas para hacer transacciones ni tampoco (por supuesto) la firma electrónica, que es la que utilizas para confirmar los pagos cuando compras online.

Además, para tu tranquilidad, debes saber que la información viaja de forma cifrada a 256 bits, con el mismo nivel de seguridad que lo hacen el resto de bancos y entidades financieras que operan a través de Internet. ¿Y tus datos personales? No te preocupes, Fintonic cumple con la LOPD y éstos no se comparten con terceros. Y por si todo esto no te acaba de convencer debes saber que además tiene el certificado Verisign y mantiene auditorías regulares (tanto internas como externas) por parte de McAffee.

Cómo darse de alta en Fintonic

Para empezar a operar con Fintonic solo necesitas un email, así de sencillo.

¿Te esperabas algo más complicado? Pues ya ves que no, una aplicación sencilla, fácil de manejar, cómoda y que te puede ayudar a controlar mejor tus gastos diarios, algo esencial si lo que buscas es ahorrar. Y todo a un precio ridículo: GRATIS.

Last modified: 6 febrero, 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *